Las operaciones militares ilegítimas realizadas por Estados Unidos son ataques y actos condenables que pueden llevar a una escalada de tensiones en la región, advirtió el ministerio iraquí de Relaciones Exteriores

El ministerio iraquí de Relaciones Exteriores anunció este domingo 5 de enero que convocó al embajador estadounidense para denunciar “una violación de la soberanía de Irak”, tras un ataque contra bases pro-Irán y el asesinato en su territorio del general iraní Qasem Soleimani.

Se le dijo al embajador de Estados Unidos en Irak, Matthew Tueller, que “esas operaciones militares ilegítimas realizadas por Estados Unidos son ataques y actos condenables que pueden llevar a una escalada de tensiones en la región y que constituyen una violación de la soberanía” del país, indicó el ministerio en un comunicado.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán convocó de nuevo al embajador suizo en Teherán, que representa los intereses de Estados Unidos, para protestar por las últimas amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, y asegurar que se reserva su derecho a responder.

Asimismo, la coalición internacional liderada por EE.UU. anunció hoy la suspensión de sus actividades de apoyo y entrenamiento de las tropas iraquíes para concentrarse en la protección de las bases donde se encuentran desplegadas sus fuerzas en Irak.

Se tiene previsto una reunión del Parlamento iraquí junto al Comité de Seguridad y Defensa para abrir un debate sobre la presencia estadounidense en territorio iraquí.