Las Brigadas al Qasam del movimiento islamista Hamás habían dado un ultimátum a Israel para que retirara sus fuerzas policiales del barrio de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheij Yarrah de Jerusalén

Este lunes varias explosiones se escucharon en Jerusalén, después de que sonaran las alarmas antiaéreas por disparos de cohetes desde la Franja de Gaza, según informaron fuentes del Ejército israelí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) confirmaron a los pocos minutos que el grupo terrorista Hamas lanzó cohetes desde Gaza sobre territorio israelícomo muestra de que está dispuesto a cumplir “con la amenaza proferida este lunes, que daba un plazo de pocas horas para que la seguridad israelí abandonara la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén tras los choques con manifestantes palestinos y que dejó un saldo provisorio de 300 heridos”, entre ellos 21 oficiales, según reseñó Infobae.

Según las FDI, varias explosiones se escucharon en Jerusalén después de que sonaran las alarmas antiaéreas. Medios locales indican que de siete misiles registrados se había interceptado al menos uno.

Otros reportes indicaron que un automóvil que no tenía personas en su interior resultó destruido por un proyectil que estalló cerca en territorio israelí cercano a la zona fronteriza con Gaza.

Las Brigadas al Qasam del movimiento islamista Hamás habían dado un ultimátum a Israel para que retirara sus fuerzas policiales del barrio de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheij Yarrah de Jerusalén, durante una jornada de especial tensión, que dura ya semanas.

Las alarmas que sonaron en Jerusalén, algo inusual, siguieron en las comunidades colindantes a Gaza y la ciudad de Sderot, en la que un israelí fue herido leve, según el Ejército.

Además, las milicias de Gaza pidieron la liberación de todos los detenidos durante las protestas de estos días, que se han concentrado en la Puerta de Damasco, entrada a la Ciudad Vieja, y alrededores, en el este ocupado de Jerusalén.

Por su partes, en la Puerta de Damasco, decenas de jóvenes palestinos se congregaron para impedir el paso de una marcha ultranacionalista judía, por el llamado Día de Jerusalén, prevista para este lunes y que finalmente cambió la ruta para rebajar la tensión, aunque sin embargo la sucesión de acontecimientos apunta a una escalada. 

Hasta el momento no hay informes de cuantos heridos o fallecidos dejó este ataque en medio de una tensión entre Palestina e Israel.