Mientras se espera que se concrete la evacuación, el aeropuerto de Kabul se convirtió en una improvisada sede diplomática donde se tramitan a toda prisa los preparativos para una salida de Afganistán

Estados Unidos, Francia, Canadá y varios países occidentales trasladaron al aeropuerto de Kabul o decidieron evacuar a todo el personal de sus embajadas en la capital afgana, en la que este domingo 15 de agosto entraron los talibanes y de donde huyó el presidente afgano, Ashraf Ghani, lo que ha precipitado y acelera los planes de evacuación que ya estaban en marcha.

Ghani abandonó Afganistán, mientras los talibanes entraban finalmente en Kabul para evitar, dijeron, robos ante la huida de las fuerzas de seguridad.

A la espera de que se concrete la evacuación, el aeropuerto de Kabul se convirtió en una improvisada sede diplomática donde se tramitan a toda prisa los preparativos para una salida de Afganistán.

El secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, dijo que se está trabajando “para asegurarnos de que nuestro personal está seguro y a salvo. Estamos trasladando a los hombres y mujeres de nuestra embajada a un lugar en el aeropuerto”.

Por su parte, el Gobierno francés adoptó la misma medida con la embajada de Francia en Kabul, que fue trasladada al aeropuerto “para proceder a la evacuación de los franceses que aún se encuentran” en Afganistán.

Alemania también movilizó al personal de su embajada y empleados locales al aeropuerto de Kabul, a la espera de una evacuación segura en aviones militares y mientras Suecia y otros países nórdicos esperan concluir hoy ese operativo.

Los preparativos para la evacuación se precipitaron por parte de Alemania y Suecia, que espera completar el operativo hoy mismo. Dinamarca y Noruega comunicaron ya el día 13 el cierre de sus embajadas.


España evacuará de Afganistán a todo el personal de su embajada – una decena de trabajadores- y a centenares de afganos que colaboraron durante las misiones militares y los proyectos de cooperación españoles, informaron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

Situación que también se repitió en Canadá, donde el primer ministro, Justin Trudeau, anunció hoy que, ante la gravedad de la situación en Afganistán, los diplomáticos canadienses abandonaron Afganistán y están regresando a su país.