“La OMS pide que la comunidad internacional siga dialogando para apoyar al pueblo afgano y que juntos podamos mejorar su salud y bienestar”

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo este miércoles que mantuvo este martes una reunión con el responsable del sector sanitario del Gobierno talibán en Afganistán sobre las necesidades más urgentes de la población en el ámbito de la salud.

La reunión tuvo lugar en Ginebra, donde una delegación de funcionarios talibanes sigue estos días una formación sobre el respeto de las normas y los principios humanitarios, por invitación de una ONG suiza dedicada a promover el respeto de la población civil por parte de los grupos armados.

Tedros y el responsable de salud talibán, Qalandar Ebad, hablaron sobre lo que se necesita para que los centros de salud primaria sigan funcionando, de cómo reforzar el sistema sanitario en su conjunto, de la preparación para emergencias y de la formación del personal, dentro del cual el responsable de la OMS consideró que las mujeres tienen un papel central.

Esta es la segunda vez que el director de la OMS se reúne con Ebad tras un primer encuentro en Kabul en septiembre pasado durante una misión oficial en ese país tras el retorno al poder de los talibanes.

“Para Afganistán es urgente recibir test de diagnóstico para detectar la covid-19 y en particular (la variante) ómicron en la medida en que el número de casos aumenta. La OMS está apoyando la respuesta a la covid y con nuestros socios también mantenemos nuestros esfuerzos en relación con la polio y la vacunación contra el sarampión”, indicó Tedros en Twitter.

Otro de los temas que abordó con el representante talibán fue la educación de las niñas, en particular en cuanto a la educación superior y el apoyo para que las mujeres se integren a la fuerza de trabajo en el sector de la salud.

“La OMS pide que la comunidad internacional siga dialogando para apoyar al pueblo afgano y que juntos podamos mejorar su salud y bienestar”, señaló Tedros.

Según los datos actualizados de la ONU, 24,4 millones de afganos (más de la mitad de la población) necesitan ayuda humanitaria, ya que la situación de hambre ha aumentado como consecuencia de la grave sequía que afecta al territorio, la pandemia y la inestabilidad.

Una delegación formada por una decenas de representantes del Gobierno talibán están esta semana en Ginebra para asistir a seminarios reservados, organizados por la ONG Geneva Call sobre asistencia humanitaria, protección de civiles, respeto de las infraestructuras sanitarias y gestión de terrenos contaminados por las minas antipersonales.