El incidente tuvo lugar en la carretera entre Matiakoali y Kantchari, en la zona de Tialboanga, situada en la provincia de Gourma.

Hombres armados atacaron ayer a los asistentes a un bautizo en el norte de Burkina Faso y mataron a quince personas, mientras que otras dos murieron hoy en otro ataque en el este del país, informaron las autoridades.

“En la noche del martes 18 de mayo de 2021, individuos armados no identificados irrumpieron en la aldea agrícola de Adjarara, a unos 7 kilómetros de Tin-Akoff, en la provincia de Oudalan, y atacaron a ciudadanos reunidos para un bautismo”, señaló el gobernador de la región de Sahel, el coronel mayor Salfo Kabore, en un comunicado.

“El número de víctimas de este ataque fue de quince personas muertas y una herida, todas ellas varones”, añadió el gobernador, que presentó sus condolencias a las familias de los fallecidos y deseó una pronta recuperación al herido.

Por otro lado, en la región del Este, la misma en la que fueron asesinados dos periodistas españoles y un conservacionista irlandés a finales del pasado abril, dos personas fallecieron y una resultó herida esta mañana tras pisar un vehículo del Ejército burkinés un explosivo improvisado colocado por grupos armados que operan en la zona, confirmaron a Efe fuentes castrenses.

El incidente tuvo lugar en la carretera entre Matiakoali y Kantchari, en la zona de Tialboanga, situada en la provincia de Gourma.

Aunque los ataques no han sido reivindicados por el momento, Burkina Faso padece la lacra del yihadismo desde abril de 2015, cuando miembros de un grupo afiliado a Al Qaeda secuestraron a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso en Tambao, en el norte del país. El hombre sigue desaparecido.

La región más afectada por la inseguridad es la del Sahel, situada en el norte y que comparte frontera con Mali y Níger, aunque también se ha expandido a provincias limítrofes, como la región Centro-Norte, y al este del país.

Los actos terroristas se atribuyen al grupo local burkinés Ansarul Islam, a la coalición yihadista del Sahel Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes y al Estado Islámico en el Gran Sáhara, que atacan también en los países vecinos con los que Burkina Faso comparte frontera, Mali y Níger.

En el país ya hay más de un millón de personas fuera de sus hogares -más de uno de cada 20 habitantes-, en la que es considerada la crisis de desplazados con el crecimiento más rápido del mundo.