El mandatario argentino, Mauricio Macri, reconoció su derrota en las elecciones primarias celebradas este domingo en el país sureño, antes de conocerse los primeros resultados provisionales.

Se trató de las primarias, a dos meses y medio de las presidenciales en las que Macri buscará la reelección en medio de una crisis económica.

“Hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos. Duele que no hayamos tenido todo el apoyo que esperábamos”, dijo el mandatario, sin que se conozca aún los primeros resultados que según encuestas a boca de urna colocan con mayor cantidad de votos al peronista de centro-izquierda Alberto Fernández.