El avión que transportaba a los ucranianos aterrizó hoy en el aeropuerto principal de Kiev donde decenas de allegados y el presidente, Volodimir Zelenski, les recibieron en la pista. En el canje se hallaba el cineasta ucraniano Oleg Sentsov.

Ucrania y Rusia efectuaron este sábado un canje de 70 prisioneros, entre ellos, el más notorio, el cineasta ucraniano Oleg Sentsov, cuya liberación exigía la comunidad internacional, una acción que podría marcar un primer acercamiento después de cinco años de conflicto entre los dos países.

“Hemos dado el primer paso, debemos dar el resto para poner fin a esta horrible guerra”, que provocó cerca de 13.000 muertos en cinco años, declaró el presidente ucraniano en el aeropuerto Borispil de Kiev, en presencia de decenas de periodistas.

En Rusia, la televisión estatal mostró a los detenidos rusos bajando del avión en el aeropuerto Vnukovo de Moscú.

Entre las reacciones internacionales, Alemania, Estados Unidos y Francia, dieron la bienvenida a este intercambio, en el que ven una señal del inicio de una resolución del conflicto.

Foto: EFE

Se trata quizás de “un primer paso de gigante hacia la paz”, afirmó el presidente estadounidense Donald Trump en Twitter, felicitando a los dos países. Es una “señal de esperanza”, dijo por su parte la canciller alemana Angela Merkel.

El cineasta ucraniano Oleg Sentsov, de 43 años, es el más llamativo de los prisioneros intercambiados, cuya liberación exigía la comunidad internacional.

Tras el canje de este sábado, Kiev espera obtener la liberación de unos 90 de sus ciudadanos detenidos en Rusia y en Crimea, según la ONG especializada Centro de Libertades Cívicas.