La medida fue aprobada, este jueves, con 232 votos a favor y 196 en contra.

El juicio político contra el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se comienza a consolidar con la Resolución recientemente aprobada por la Cámara de Representantes, en la que se marca una hoja de ruta que consolidará la investigación en contra del mandatario.

La fase clave dará legitimidad a una investigación que la Casa Blanca calificó de “inconstitucional”, por lo que partir de ahora se establecen estos objetivos:

Las declaraciones de los testigos, que hasta ahora se han desarrollado a puerta cerrada, podrán ser televisadas.

El Comité de Inteligencia deberá elaborar un informe, acerca de los interrogatorios, que permita al Judicial decidir si redacta artículos para un Juicio Político contra Trump.

Los abogados de Trump, podrán participar en las audiencias y los republicanos convocarán a testigos y solicitarán documentos, aunque para ello necesitarían el consentimiento de una mayoría de los legisladores.

De aprobarse el Juicio Político, se desarrollaría en el Senado, donde los republicanos tienen una estrecha mayoría.