De acuerdo con las últimas encuestas, la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres lidera la lista con 22,6% de intención de voto, seguido del médico Alejandro Giammattei con 11,6%, y en tercera posición se encuentra Arzú con el 9,2%

El empresario guatemalteco Roberto Arzú, cerró el miércoles su campaña electoral advirtiendo a los grupos del crimen que, de ganar los comicios, los irá a “buscar” a las calles.

Candidato guatemalteco, Roberto Arzú, ofrece un discurso el miércoles, en el cierre de su campaña política. Foto AFP.

“Voy a ir a buscar a cada uno de esos extorsionistas, mareros (pandilleros), narcotraficantes a la calle. Los voy a ir a buscar hasta debajo de la última piedra y cuando los encuentre una oportunidad les voy a dar: o se rinden en ese momento o allí mismo se mueren”, señaló Arzú en el poblado de La Democracia, 55 km al sur de Ciudad de Guatemala. 

El hijo del fallecido expresidente Álvaro Arzú (1996-2000), y candidato por la alianza derechista PAN-Podemos, remarcó su promesa de atacar la violencia criminal, uno de los principales problemas sociales, junto a la pobreza y la corrupción, que enfrenta el país centroamericano.

El empresario guatemalteco Roberto Arzú, candidato por la alianza derechista PAN-Podemos, el miércoles durante su cierre de campaña. Foto AFP.

“Voy a sacar el Ejército a la calle, voy a subir a 60.000 policías, voy a militarizar las cárceles”, agregó Arzú. 

De acuerdo con las últimas encuestas, la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres marcha adelante con 22,6% de intención de voto, seguido del médico Alejandro Giammattei con 11,6%, y en tercera posición se asoma Arzú con el 9,2%.

El empresario arremetió contra Torres y Giammattei, a quienes señaló de estar “juntos” y tener nexos con el crimen y la corrupción. 

Su equipo de trabajo está conformado por exfuncionarios de la administración de su fallecido padre, “el mejor gobierno que ha tenido la historia de Guatemala”, afirmó.