Este jueves 20 de junio, Naciones Unidas conmemora el Día Mundial del Refugiado, con el fin de visibilizar un problema que cada año aumenta e impacta en más partes del planeta

De acuerdo con el informe anual de Tendencias Mundiales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), publicado este miércoles 19 de junio, unos 341 mil 800 venezolanos solicitaron asilo en 2018.

Las referidas solicitudes de los connacionales se suman a las 2.6 millones de personas que abandonaron el país ese año.

Según los datos, en Colombia viven 1,1 millones de venezolanos y en Perú 768 mil 148, país que se convirtió en 2018 en el segundo Estado receptor de solicitudes de asilo. 

Mientras que en Chile se contabilizan 288 mil 233 venezolanos, en Ecuador 263 mil, en Brasil 168 mil 357, en Argentina 130 mil y en Panamá 94 mil 400.

En su informe anual, la Acnur señala que al cierre de 2018, alrededor de 70.8 millones de personas fueron desplazados en el mundo, la cifra representa el número más alto en los casi 70 años de la historia de la agencia para refugiados.

La guerra, la violencia y la persecución destacaron entre las razones que impulsaron la movilización total. “En su gran mayoría, los países en desarrollo son los más afectados”. 

El nuevo informe revela que el número de personas desplazadas y refugiadas en el mundo ha vuelto a aumentar desde 2009, y registró un fuerte aumento entre 2012 y 2015 con el conflicto sirio.

Refiere además que Colombia y Siria son los países que presentan el mayor número de desplazados internos.

En cuanto a las solicitudes de asilo (sin que eso signifique que las acepten), Estados Unidos es el país que recibió el mayor número, seguido de Perú, Alemania, Francia y Turquía. Siendo los sirios quienes lideran la estadística con más de medio millón de peticiones.

Acnur explicó que cuatro de cada cinco refugiados viven en un país vecino al propio, y la gran mayoría vive en países en desarrollo.

En cuanto a quienes acogen refugiados y desplazados, por cuarto año consecutivo Turquía fue el país que recibió la mayor población de en el mundo (3,7 millones), seguida por Pakistán, Uganda, Sudán y Alemania.  

A continuación datos de la Acnur respecto a la situación de las personas desplazadas en el mundo
– Cada minuto, durante 2018, al menos 25 personas se vieron forzadas a huir de sus casas. A este ritmo, la cifra alcanzó los 37.000 desplazados diarios.
– Más de 70,8 millones de personas en el mundo han tenido que abandonar sus hogares, según fuentes de diversas ONG que recoge ACNUR.
– Los actuales datos duplican además el número de refugiados que había hace 20 años. Sólo en los últimos doce meses hay 2,3 millones más de desplazados, un equivalente a las poblaciones conjuntas de países como Turquía y Tailandia.
– Para Acnur, la cifra de 70,8 millones es además “conservadora”, ya que solo incluye parcialmente la crisis humanitaria que vive Venezuela, donde se cree que han salido del país 4 millones de personas.

– Las personas afectadas por estos desplazamientos puede ser clasificadas en tres grandes grupos:
Refugiados: aquellos que han tenido que huir de su país por causa de los conflictos, la guerra o la persecución y que alcanzan los 25,9 millones.
Solicitantes de asilo: los que se encuentran fuera de su país de origen y reciben protección internacional, pero están a la espera de una resolución y que llegan a los 3,5 millones.
Desplazados internos: los que se encuentran dentro de sus propios países pero en lugares distintos a los que residían y que suman 41,3 millones.
Los menores, los más afectados. Los venezolanos, los que más piden asilo
– El año pasado, uno de cada dos refugiados era un niño o una niña. Y un total de 111.000 se encontraban solos.
– Prácticamente 4 de cada 5 refugiados han permanecido en situación de desplazamiento durante, al menos, cinco años.
– En 2018, el mayor número de solicitantes de asilo fue de venezolanos (341.800)
– La proporción de personas en el mundo que son refugiadas, solicitantes de asilo o desplazadas internas se elevó en 2018 a 1 de cada 108 personas. Hace diez años, la proporción era de 1 de cada 160, asegura Acnur.