La medida surge luego de un artículo del periodista Nicholas Casey, del NYT, en el que se revela una directriz que insta a duplicar el resultado en las operaciones militares, abriendo una puerta para que en el país se retomen los “falsos positivos”

El presidente de Colombia, Iván Duque, creó este viernes una comisión que analizará los procedimientos de las operaciones militares en el país para comprobar que se respeten los derechos humanos, una semana después de que The New York Times denunciara que estas ponen en riesgo la vida de civiles.

“He decidido conformar una comisión presidencial independiente que haga un análisis riguroso de todas las órdenes, manuales y documentos operacionales y que pueda evaluar con profundidad cómo esas normas, procedimientos y protocolos se ajustan a las normas internacionales en materia de derechos humanos y en materia del Derecho Internacional Humanitario”, afirmó Duque en una declaración.

El mandatario colombiano señaló que la decisión se tomó a raíz de las dudas generadas en “algunos sectores”, en referencia al artículo del periodista Nicholas Casey, del NYT, en el que se revela una directriz que insta a duplicar el resultado en las operaciones militares, abriendo una puerta para que en el país se retomen los “falsos positivos”.

Así se les llama a las miles de ejecuciones extrajudiciales de jóvenes cometidas por militares en la década pasada para presentarlos como guerrilleros muertos en combate y de esta forma obtener de sus superiores permisos, condecoraciones y ascensos.

La Fiscalía colombiana ha investigado hasta el momento cerca de 5.000 casos de “falsos positivos” que involucran a unos 1.500 militares y que fueron cometidos entre 1988 y 2014.