Al menos 113 líderes sociales o defensores de Derechos Humanos fueron asesinados en 2018, según el informe anual de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos sobre Colombia

Derechos humanos, la defensa de los líderes campesinos e indígenas y la justicia transicional, entre otros temas bilaterales y multilaterales, abordaron el lunes en Bogotá delegados del Gobierno colombiano y la Unión Europea (UE).

Entre los asuntos tratados están la política integral de Colombia para la defensa de derechos humanos, así como “la importancia de garantizar la labor” de los líderes sociales y “su seguridad sin amenazas ni intimidación”, refiere un comunicado de las partes luego del encuentro.

Al menos 113 líderes sociales o defensores de Derechos Humanos fueron asesinados en 2018, según el informe anual de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos sobre Colombia, el cual fue presentado el mes pasado en Bogotá.

Las dos delegaciones, que además intercambiaron impresiones sobre sobre “igualdad de género y derechos de las minorías étnicas, “reafirmaron su compromiso con los derechos y libertades previstos en los Pactos y Convenciones Internacionales respectivos”.

En la reunión participaron por parte de la UE el enviado especial del bloque para la paz en Colombia, Eamon Gilmore; el director para las Américas del Servicio de Acción Exterior, Hugo Sobral, y la embajadora de la Unión Europea en el país andino, Patricia Llombart.

Foto: @llombartpatUE

La delegación colombiana estuvo conformada por la viceministra para Asuntos Multilaterales, Adriana Mejía, y los consejeros presidenciales para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa; la Estabilización y Consolidación en los Territorios, Emilio Archila, y la Equidad de la Mujer, Ana María Tribín Uribe.