Perú descartó firmar un convenio de compra de vacunas contra el coronavirus con el laboratorio AstraZeneca, debido a que la farmacéutica no proporcionó datos de sus estudios y ofrecía cantidades mínimas de inoculación.

“AstraZeneca no nos han alcanzado todas las propiedades y los resultados de sus ensayos que han hecho, ni siquiera de sus ensayos que han hecho en Inglaterra”, dijo el primer ministro Walter Martos, en conferencia con la prensa internacional.

La autoridad añadió que la farmacéutica, que desarrolla una vacuna contra el virus junto con la Universidad de Oxford, también exigía una considerable cantidad de dinero que no iba a ser devuelta en caso de que “fallara la vacuna”, aunque no especificó la suma que se solicitaba.

Martos indicó que otra razón del desistimiento fue que el laboratorio ofrecía pocas cantidades de vacunas “en comparación con otros laboratorios que nos ofrecen grandes cantidades y a menores costos”.

Perú, que busca adquirir un total de 30 millones de dosis, anunció en agosto que también mantiene conversaciones con los laboratorios chinos Sinovac y Sinopharm, así como con la estadounidense Pfizer.