Las compras a China llegan a 56,4 millones de dólares

Para abordar la crisis del COVID-19 el Gobierno mexicano compró insumos médicos a China por un valor de 56,4 millones de dólares, incluyendo 11,5 millones de máscaras respiradoras KN95, anunció este jueves el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

Al estimar que habrá entre dos y cuatro vuelos por semana, el canciller informó que la noche del viernes llegará un segundo avión con insumos de la compañía china MEHECO, tras recibir el primero este lunes, que llegó con 725.000 guantes y 820.000 mascarillas KN95.

“La razón por la cual estamos haciendo este puente aéreo con China es que, de los países que produce (dispositivos médicos) es el que va de salida (de la pandemia)”, explicó el secretario en la rueda de prensa matutina del Gobierno.

De manera adicional, México ha adquirido 5.272 ventiladores del extranjero que empezarán a llegar la próxima semana, agregó el canciller.

Los insumos médicos comprados a China, que también incluyen 16,7 millones de mascarillas quirúrgicas, llegarán en 20 vuelos con el apoyo de Aeroméxico, para lo que el Gobierno mexicano solo aportará el combustible.

En el segundo vuelo, que arribará este viernes, habrá tapabocas y equipo de protección solicitado por médicos mexicanos que están en contacto directo con pacientes de COVID-19.

“Queremos agradecer a la República Popular de China, la prontitud con la que se ha atendido este planteamiento por parte de México”, indicó el canciller.

MEX9272. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 09/04/2020.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofrece una rueda de prensa matutina este jueves, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). Para abordar la crisis de COVID-19, el Gobierno mexicano ha comprado insumos médicos a China por un valor de 56,4 millones de dólares, incluyendo 11,5 millones de máscaras respiradoras KN95, anunció este jueves Ebrard. EFE/ Sáshenka Gutiérrez

México está en emergencia sanitaria desde la semana pasada por el coronavirus, que ha causado 174 muertos y 3.181 contagios, de los que 29 % han requerido hospitalización, incluyendo a 19,27% que han sido graves o con intubación.

Sin embargo, la Secretaría de Salud estima que existen más de 26.000 casos de COVID-19 con base a un modelo de evaluación de la pandemia llamado centinela, desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Este es el estimativo y hay muchos indicadores de que no vamos a llegar (a estos 26.000 casos), pero hay otros de que podría ser. Y entonces los tenemos como eje, no porque tengamos estos casos ya asegurados. Es un estimativo y debemos tomarlo con la tranquilidad que estamos atentos a ello”, explicó este jueves Jorge Alcocer, secretario de Salud.

ADMITEN CONTAGIOS EN MÉDICOS

En las últimas horas se han conocido decenas de contagios dentro del personal de salud en hospitales públicos de regiones como el Estado de México y Baja California Sur, reconoció Alcocer.

“No es natural, pero es explicado. Explicado por los ejemplos de España, de Francia, donde del 8 % al 12 % de casos están ligados a trabajadores de la salud. Esto podría hablar de una falta de la fase primera de prevención” pero no tengo sustento para ello, comentó el funcionario.

El secretario reiteró que México está “preparado” al contar con 6.425 camas de terapia intensiva, además del próximo respaldo respaldo de la Marina y el Ejército, que habilitarían 1.399 camas más.

Además, en futuras fases de la pandemia se reconvertirán camas de hospitales gestionados por gobiernos estatales e incluso se podría pedir el apoyo de centros médicos privados.

MEXICANOS REPATRIADOS

El Gobierno mexicano ha auxiliado en la repatriación de 8.635 connacionales, aunque aún hay 2.830 varados en países donde los vuelos comerciales se han restringido, expuso el secretario de Relaciones Exteriores.

Al aseverar que todos los consulados están abiertos, Ebrard informó que, de los 108 mexicanos fallecidos por coronavirus en Estados Unidos, 14 han solicitado ayuda para el retorno de los cuerpos a México.

Sin precisar cifras, el canciller aseguró que hay “un descenso notabilísimo” en el cruce de migrantes en la frontera sur, donde se han instalado puntos de revisión de salud.