“Puerto Vallarta todo está en calma, pero ahí está el ojo del huracán y todo puede cambiar en minutos. No es el momento de bajar la guardia”, señaló el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

El huracán Nora originado en el océano Pacífico tocó tierra este sábado 28 de agosto en el occidental estado mexicano de Jalisco, donde dejó lluvias y vientos fuertes así como un oleaje elevado, y se desplaza hacia el norte.


“El centro del huracán Nora de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson se localiza sobre el occidente de Jalisco, su circulación ocasiona lluvias muy fuertes a puntuales extraordinarias, vientos fuertes y oleaje elevado en estados del noroeste, occidente y sur del país”, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).


El ciclón se desplaza hacia el norte y se pronostica que “bordeará las costas de Nayarit, afectará principalmente las áreas sur, occidente y centro de dicha entidad”.

“Parece que en Puerto Vallarta todo está en calma, pero ahí está el ojo del huracán y todo puede cambiar en minutos. No es el momento de bajar la guardia”, expresó en Twitter el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Según el SMN, Nora, formado este sábado en el Pacífico mexicano, se encontraba a las 19.15 horas (00.15 GMT del domingo) a 35 kilómetros al sureste de Cabo Corrientes (Jalisco) y a 50 kilómetros al sur-suroeste de Puerto Vallarta, también en Jalisco.

El fenómeno registra vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (km/h), rachas de 155 km/h y desplazamiento hacia el norte a 22 km/h.

Según su pronóstico, el huracán mantendrá su trayectoria hacia el norte, por las costas de Nayarit, ingresará al golfo de California y se degradará a tormenta tropical el miércoles a 60 kilómetros de Guaymas (Sonora).

El SMN predijo “lluvias de torrenciales a extraordinarias en Jalisco, Colima, Michoacán y Nayarit; de muy fuertes a puntuales intensas en Sinaloa y Guerrero; y de fuertes a muy fuertes en Baja California Sur”.

Además hizo un llamado a “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima) y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades”.