La mayoría de las propuestas del nuevo Presidente colombiano de 62 años de edad, giran en torno a la palabra “cambio”, cambios que impulsaría en diversas áreas de la vida neogranadina

El Presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, es el primer líder de izquierda que gobernará el país en su historia. Petro se posesionó este 7 de agosto, según dicta la tradición política del país, para entrar a la Casa de Nariño y ejercer el cargo de Presidente hasta 2026.

Gustavo Petro nació el 19 de abril de 1960, en Ciénaga de Oro, Córdoba, Colombia. Es economista y político. Llegó a la presidencia de Colombia el 19 de julio de 2022 con el empuje del Pacto Histórico. Además, es el líder fundador del partido Colombia Humana.

Desde temprana edad, vivió en Zipaquirá, Departamento de Cundinamarca, y en esta ciudad ocupó diversos cargos públicos. En su juventud militó en el Movimiento 19 de abril (M-19), una guerrilla urbana partícipe del conflicto armado interno de Colombia entre 1974 y 1990, la cual, tras su desmovilización en 1990, se transformaría en la Alianza Democrática M-19, la segunda fuerza política más importante en la Asamblea Constituyente de 1991. Bajo sus siglas, fue electo para ser miembro de la Cámara de Representantes (Diputados) en las elecciones de 1991.

Buenas nuevas

En la consulta interpartidista por el Pacto Histórico, celebrada el 13 de marzo de 2022, fue electo como candidato a Presidente de Colombia por esta coalición, formada por diversos movimiento sociales y políticos. En las elecciones presidenciales del 29 de mayo de 2022, obtuvo la mayor votación con más de ocho millones y medio de votos y el 40 % total de la votación, dándole el derecho de pasar a la segunda vuelta electoral. 

Triunfó en segunda vuelta con más de once millones de votos y el 50,44 % de la votación, frente al 47.31 % de su rival Rodolfo Hernández. Petro también se convirtió en el candidato presidencial que mayor número de votos ha obtenido en la historia de Colombia, y se le considera por varios analistas como el ‘primer presidente de izquierda del país’.

La mayoría de las propuestas de Petro giran en torno a la palabra “cambio”, cambios que impulsaría en diversas áreas de la vida neogranadina.

Ideas nuevas sin expropiaciones

Ante el miedo a las expropiaciones, debido a sus vínculos con gobiernos como el del fallecido Hugo Chávez, Petro se comprometió mediante un documento firmado en notaría a no ejecutar expropiaciones si se convirtiera en presidente.

Defiende lo que llama democratización y la revisión de los tratados de libre comercio.

Buscaría un cambio de modelo económico con el impulso de la producción agropecuaria y una reforma agraria. Además, cree que se debe dejar la dependencia del petróleo y pasar hacia las energías renovables.

Ha propuesto que se conforme una comisión judicial independiente de la ONU que investigue los crímenes de corrupción en el país.

Petro quiere cambiar las Fuerzas de Seguridad y promover la desmilitarización de la vida social. También apoya una mayor presencia de las mujeres en la vida política neogranadina.