El general en retiro Mario Montoya, es el primer general del Ejército en someterse a la Justicia Especial para la Paz, por decir la verdad acerca de unos 5.000 casos de “falsos positivos”, mediante los cuales algunos militares presentaban a civiles inocentes como guerrilleros muertos en combate para obtener reconocimiento de sus superiores

La Justicia Especial para la Paz (JEP) confirmó este jueves el “sometimiento” del general en retiro Mario Montoya, comandante del Ejército de Colombia entre 2006 y 2008, para que responda por los casos de ejecuciones extrajudiciales por los que es investigado.

La Sección de Apelación de la JEP indicó que con la decisión de este jueves aceptó el sometimiento, que se formalizó en octubre de 2018, a pesar de que los representantes de las víctimas presentaron varios recursos de apelación.

Además, se trasladó “el expediente del general a la Sala de Reconocimiento para que avance en el caso 003, relacionado con las muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado y continúe con el reconocimiento de víctimas dentro del mismo”.

Montoya, de 69 años, es el primer general del Ejército en someterse a la JEP para decir la verdad acerca de la información con la que cuenta la Fiscalía colombiana sobre unos 5.000 casos de “falsos positivos” mediante los cuales algunos militares presentaban a civiles inocentes como guerrilleros muertos en combate para obtener reconocimientos de sus superiores.

La JEP es la columna vertebral del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y la entonces guerrilla FARC en 2016, y se encargará de juzgar los actos cometidos en ocasión del conflicto armado del país.