“Colombia le muestra al mundo que no se necesita ser un país rico para tener una agenda migratoria clara, comprometida, fraterna y que de manera inequívoca proteja los derechos humanos de miles de personas que tuvieron que cruzar la frontera con frío en los huesos y con carencias, y que hoy tienen una luz de esperanza”, dijo el presidente de Colombia, Iván Duque

El presidente colombiano, Iván Duque, reiteró este domingo 20 de junio, con motivo del Día Mundial del Refugiado y del Desplazado, el compromiso de su país para acompañar, atender y proteger a los migrantes que huyen de sus propias naciones buscando una vida más digna.

Parte del compromiso de su Gobierno es la implementación del Estatuto de Protección Temporal para los migrantes venezolanos, que pretende beneficiar a unos dos millones de ciudadanos que han llegado huyendo de la crisis económica y social en su país.

“Ya tenemos más de un millón de inscritos en el sistema del Estatuto de Protección Temporal que recibirán su tarjeta para el mes de diciembre y esperamos llegar a 1,8 millones de migrantes conforme a nuestra meta para el mes de agosto de 2022”, dijo Duque durante una declaración pública.

En su intervención pública, en la que estuvo acompañado del alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, el presidente subrayó que el Estatuto de Protección Temporal va a estar acompañado de oportunidades y atención a la población más vulnerable.

Para Duque, la acogida de los migrantes venezolanos representa “un gesto de paz incontrovertible” y un “compromiso irrestricto por la protección de los derechos humanos” que espera fortalezca “los lazos entre Colombia y Venezuela”.