El Gobierno colombiano y las Farc firmaron en noviembre de 2016 un acuerdo de paz tras más de cuatro años de negociación, en el que se específica que la ONU es la encargada de verificar la implementación de lo pactado

El presidente colombiano, Iván Duque, pidió este viernes en Bogotá al Consejo de Seguridad de la ONU que prolongue por un año más la Misión de Verificación del acuerdo de paz pues considera que “su acompañamiento es vital para este proceso de reincorporación” de los exguerrilleros.

“Le he entregado al presidente del Consejo de Seguridad la carta que ratifica que queremos el acompañamiento de la Misión por un año más”, manifestó Duque tras reunirse con los 15 miembros de este órgano que visitan el país.

El mandatario explicó que el Gobierno colombiano hizo la solicitud porque considera que el trabajo de la Misión de Verificación es vital para la reincorporación de los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz.

“Su trabajo, su escrutinio y su acompañamiento es vital para el éxito de este proceso de reincorporación”, resaltó.

El Gobierno colombiano y las Farc firmaron en noviembre de 2016 un acuerdo de paz tras más de cuatro años de negociación y en él se específica que la ONU es la encargada de verificar la implementación de lo pactado.

Al respecto, el presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el embajador peruano Gustavo Meza-Cuadra, manifestó que tuvieron una reunión de trabajo muy productiva con Duque en la que fueron informados de “los avances del proceso de implementación del acuerdo de paz, de los desafíos que aún presenta”.

“También ha sido un oportunidad de recibir el compromiso de Colombia con este proceso y reiterar la unidad que existe en el Consejo de Seguridad con respecto al proceso de paz en Colombia, que sigue siendo no solo un ejemplo para Latinoamérica sino para toda la comunidad internacional”, afirmó Meza-Cuadra.

Duque explicó al Consejo de Seguridad “los retos” que enfrenta su Gobierno en la implementación del acuerdo como lo son el asesinato de los exguerrilleros que el partido Farc cifra en al menos 140 desde el 24 de noviembre de 2016.