La activista opositora, Violeta Granera, fue sacada de su residencia, donde se mantenía con prisión domiciliarias, por gentes policiales cerca de mas 19.00 hora local del viernes (01.00 GMT de este sábado) “en un vehículo no oficial” y sin informar a sus familiares y abogados sobre su ubicación actual

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió este sábado 12 de junio al Estado de Nicaragua informe sobre la ubicación de la activista opositora Violeta Granera, que estaba presa en su domicilio acusada de pedir “intervención militar” y fue trasladada por la Policía “en un vehículo no oficial” a un lugar aún desconocido.

“La CIDH/Meseni (Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua) expresa preocupación sobre la situación de Violeta Granera en Nicaragua, quien permanecía bajo “casa por cárcel” en su domicilio desde” el martes pasado, señaló ese ente autónomo de la OEA en un mensaje en Twitter.

La Unidad Nacional Azul y Blanco, a la que pertenece la activista opositora, informó que agentes policiales sacaron de su residencia a Granera hacia las 19.00 hora local del viernes (01.00 GMT de este sábado) “en un vehículo no oficial” y sin informar a sus familiares y abogados sobre su ubicación actual.

La CIDH recordó que Granera cuenta con medidas cautelares desde el 2019, por lo que urgió “al Estado de Nicaragua informar sobre su ubicación y estado de salud; y le recuerda su deber proteger la vida e integridad de personas bajo su custodia”.

Además, la CIDH reiteró su llamado “urgente a liberar de inmediato a las personas detenidas arbitrariamente en Nicaragua, y a restablecer las garantías para el pleno goce de derechos civiles y políticos, en particular, de quienes aspiran concurrir a cargos de elección pública”.