El jefe de Estado mexicano reconoció que la decisión del Gobierno estadounidense es un avance«aunque sea limitado». Sin embargo, dijo que no debería existir una política de bloqueo porque se perjudica a mucha gente

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, celebró que su homólogo estadounidense, Joe Biden, suavizara su política hacia Cuba, aunque aún calificó al embargo como “genocida”.

“Celebramos que se avance en ese sentido, es un paso aunque yo quisiera que no hubiera bloqueo, porque eso es violatorio de los derechos humanos, esa es una política medieval, no tiene nada que ver con nuestro tiempo y hermandad que debe haber en nuestros pueblos ni con la fraternidad universal”, manifestó el mandatario durante su rueda de prensa matutina.

Asimismo, manifestó que “imagínense que no se puedan comprar alimentos, que la gente no pueda adquirir lo básico porque la empresa que venda es sancionada por ese aislamiento. Es una política genocida”, criticó.

Aludiendo al lenguaje del béisbol, deporte que practica y que es muy popular en Estados Unidos, dijo que esas políticas de bloqueo “lucen mal”.