El Banco Interamericano de Desarrollo denunció que “al resto del mundo ni a las organizaciones internacionales les ha interesado” invertir en “la peor crisis migratoria del mundo”

Mauricio Claver, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo que Latinoamérica y el Caribe urgen un mayor apoyo global para la diáspora venezolana, la pandemia y los desastres naturales para afrontar la peor contracción de su economía en 200 años.

“Es un conglomerado de crisis que afectan únicamente a esta región por lo cual amerita más atención de lo que le presta el resto del mundo”, expresó Claver-Carone en Miami, donde el BID realiza esta semana el primer foro tecnológico Miami-LAC 2021.

Nacido en Miami y de origen cubano, Claver-Carone se lamentó que la región “está de forma desproporcionada afectada por tres crisis”, mientras afronta el peor declive económico desde 1821.

Se quejó que “al resto del mundo ni a las organizaciones internacionales (…) les ha interesado” invertir en “la peor crisis migratoria del mundo”, que además se “está incrementando”.

El presidente del BID explicó que por cada migrante sirio la comunidad internacional puso cien dólares en apoyo para salud, vivienda y educación, entre otros, mientras que por cada venezolano son diez dólares.

“La comunidad internacional no le ha prestado la atención que amerita desafortunadamente, con la excepción de algunos países como Estados Unidos, Canadá, España, Alemania, Suiza, Inglaterra de cierta forma y Latinoamérica”, manifestó.

Subrayó que el BID trabaja con los Gobiernos de Colombia y Ecuador, entre otros países latinoamericanos, para manejar el impacto social que está generando esta migración venezolana en Latinoamérica, “pero francamente necesitamos más donantes, necesitamos que se entienda esa urgencia”.

“Es la crisis más grande en la actualidad del mundo, sin embargo, es la que menos el mundo está invirtiendo, una décima parte de lo que el mundo invierte para crisis siria es lo que el mundo está invirtiendo para la crisis venezolana”, reiteró.

Declaración sobre el futuro del Banco Interamericano de Desarrollo |  Foreign Affairs Latinoamérica |

Aseguró que parte de su labor “es llevar a los escenarios internacionales más efectivamente estas crisis históricas que están pasando”.

Resaltó que Latinoamérica y el Caribe representan más del 30 por ciento de las muertes por la COVID-19, pese que son solo el 5 por ciento de la población mundial.

En ese sentido, subrayó que para que se materialicen las oportunidades tecnológicas que trajo la covid-19 hay que incrementar la vacunación y agilizar los procesos “y no lo estamos viendo”.

Por otro lado, para el dirigente resulta “muy limitado” el mecanismo COVAX, puesto en marcha la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UE para garantizar el acceso de las vacunas a los países más desfavorecidos.

“Aunque funcione al cien por ciento solo abastece al 20 por ciento de las poblaciones, y qué pasa con el 80 por ciento”, indicó.

Por otro lado, manifestó que cuatro países de la región hacen parte de las cinco naciones del mundo más impactadas por desastres naturales.

Recordó que dos huracanes golpearon Centroamérica y México en dos semanas seguidas durante la temporada de 2020, que batió todo tipo de récords.

Con información de EFE