Si un ciudadano ha cometido un delito debe ser sancionado, venga de donde venga, enfatizó el sociólogo Tomás Páez

La declaración de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sobre los migrantes venezolanos es xenófoba y estigmatiza, alertó el profesor e investigador Tomás Paéz.

En vez de favorecer los procesos de integración “se hace un flaco servicio”, siembra semillas de rencor, advirtió.

Es la segunda vez que la alcaldesa hace una declaración de este tipo, señaló Páez en entrevista con Unión Radio. Quienes estimulan la xenofobia son los políticos con el “nosotros-ellos”, subrayó.

Indicó que si un ciudadano ha cometido un delito debe ser sancionado, venga de donde venga.

Pero el gobierno colombiano y la sociedad colombiana no piensan lo mismo, acotó. Toda diáspora es buena, ebfatizó el analista. El aporte que ha hecho la diáspora venezolana al PIB es impresionante, resaltó.