El pasado 18 de mayo el NYT afirmó en un artículo que el Ejército ordenó a las tropas duplicar el número de rebeldes muertos en las operaciones militares, lo que podría poner en riesgo la vida de civiles, reencarnando los “falsos positivos”

La Procuraduría General de Colombia abrió una investigación contra el comandante del Ejército, Nicacio Martínez, por presuntas irregularidades en operaciones militares, a raíz de una denuncia del diario The New York Times que apunta a que éstas podían poner en riesgo la vida de civiles.

“La Procuraduría General de la Nación abrió indagación al comandante del Ejército Nacional, general Nicacio Martínez Espinel, y otros funcionarios por establecer, por presuntas irregularidades en las directrices dadas a los militares para mejorar los resultados en las operaciones”, señaló el organismo en un comunicado.

Comandante del Ejército de Colombia, Nicacio Martínez, Foto: @NicacioMartinez

La entidad detalló que con la indagación se busca “determinar la existencia de supuestas irregularidades” denunciadas por el diario neoyorquino.

Al respecto el general Martínez escribió en Twitter que estará “presto a contribuir con transparencia y con la tranquilidad de haber obrado siempre en el marco de la ley”.

Añadió que es “respetuoso de la competencia de la Procuraduría” y recordó que el “Ejército y su comandante se rigen por los estándares de respeto y protección del orden constitucional”.

El pasado 18 de mayo el NYT afirmó en un artículo que el Ejército ordenó a las tropas duplicar el número de rebeldes muertos en las operaciones militares, lo que podría poner en riesgo la vida de civiles, reencarnando los “falsos positivos”.

De esa forma se conocen las ejecuciones extrajudiciales en Colombia, que tuvieron su auge en la década pasada, cuando militares asesinaban a civiles que luego vestían como guerrilleros para ser presentados como muertos en combate para obtener permisos, premios y otros beneficios de sus superiores.