La Organización Mundial de la Salud no cree que el brote de viruela del mono conduzca a una pandemia, según explicaron desde el organismo el lunes, y apuntaron que aún no está claro si las personas infectadas que no muestran síntomas pueden transmitir la enfermedad.

La viruela del mono supera los 250 casos a nivel mundial. Desde el pasado jueves, se han notificado a la OMS un total de 257 casos confirmados en laboratorio y unos 120 casos sospechosos en 23 países. Aunque, no se ha notificado ninguna muerte. España es uno de los países más afectados con 98 casos confirmados, por detrás de Reino Unido (106 casos confirmados), Portugal (74 confirmados) o Canadá y Países Bajos (26 confirmados).