Son cinco los vuelos que han sido cancelados o desviados por el cierre del espacio aéreo tras lo sucedido, informó la empresa que administra el aeropuerto de Catania

El volcán Etna, localizado en Sicilia (sur de Italia), entró este martes, 16 de febrero, en erupción y levantó una columna de humo de más de un kilómetro, lo que obligó al aeropuerto de Catania a suspender sus actividades.

“Debido a la actividad eruptiva del Etna y las consecuencias contextuales de la ceniza volcánica, el aeropuerto de Catania está actualmente cerrado”, anunciaron las autoridades aeroportuarias en las redes sociales.

La erupción del cráter sureste del volcán, con una fuerte actividad explosiva y coladas de lava, comenzó a las 4:00 pm (hora local) y provocó una lluvia de ceniza y piedras de hasta un centímetro de diámetro en la provincia.

El Instituto de Geofísica y Vulcanología de la ciudad siciliana anunció poco antes de las 07:00 pm  el final de la “espectacular” erupción y, tras una hora de actividad, han dejado de emerger flujos de lava del cráter, mientras los que permanecen activos se dirigen al valle del Bove, en la ladera oriental del volcán.

La erupción no ha supuesto un peligro para las poblaciones cercanas y las carreteras de la zona siguieron operando con normalidad.

El Etna, con 3.322 metros de altura, es el volcán más alto en activo de Europa.