El incidente se produjo en una mina situada en la región de Kolwezi, rica en cobre y cobalto, de los que la RDC es el primer productor mundial

Cuarenta y tres mineros clandestinos habrían muerto en República Democrática del Congo al hundirse una mina en un yacimiento explotado por Kamoto Copper Company (KCC), filial de la suiza Glencore, según el saldo adelantado por las autoridades el viernes.

“El último informe de la policía nacional congoleña (PNC) indica 43 muertos”, declaró el gobernador de la provincia de Lualaba (sureste), Richard Muyej, citado por el sitio de información Actualité.cd.

“Tras los entierros, vamos a mantener una reunión con los líderes de los excavadores [mineros artesanales] para que alcanzar un acuerdo, de una vez por todas, sobre las reglas del juego”, añadió el gobernador.

Según un comunicado de Glencore fechado el jueves, “hubo 19 fallecidos” en el mina.

El incidente se produjo en una mina situada en la región de Kolwezi, rica en cobre y cobalto, de los que la RDC es el primer productor mundial.

KCC detectó una “presencia creciente de mineros artesanales ilegales” en sus minas con una media de unas 2.000 intrusiones diarias.

Esta situación pone en “riesgo importante” a los empleados de la mina y a los clandestinos, indicó Glencore.