Hallazgo de 39 cadáveres en un camión “horroriza” al Reino Unido

La policía no precisó si las víctimas -38 adultos y un adolescente- eran migrantes y advirtió que su identificación puede llevar tiempo

Treinta y nueve cadáveres fueron hallados este miércoles dentro de un camión, a unos 35 km al este de Londres, cuyo conductor fue detenido por asesinato, conmocionando a un Reino Unido que multiplicó los llamados a luchar contra el tráfico de personas.

El vehículo habría llegado poco después de la medianoche al puerto inglés de Purfleet, a orillas del Támesis, procedente de la localidad belga de Zeebrugge, informó la policía británica corrigiendo informaciones anteriores.

Esta travesía marítima dura nueve horas, según la página web de la empresa que realiza la conexión.

El camión fue matriculado en Bulgaria en 2017 a nombre de la empresa propiedad de una mujer irlandesa, afirmaron las autoridades de Sofía. Desde entonces no ha vuelto al país, aseguró el primer ministro búlgaro, Boyko Borisov.

Su homólogo británico, Boris Johnson, se declaró “horrorizado por este trágico acontecimiento”. “El ministerio del Interior trabajará para establecer exactamente lo ocurrido”, afirmó en un tuit.

“Todos los traficantes de seres humanos deberían ser perseguidos y procesados”, dijo después Johnson en el Parlamento.

Fueron las urgencias médicas quienes hallaron a las 39 personas sin vida dentro del camión en una zona industrial de la localidad de Grays y alertaron a la policía.

El servicio de urgencias explicó después haber enviado al lugar cinco ambulancias y equipos especializados en Áreas Peligrosas tras recibir una llamada cuyo autor no identificó.

El conductor del camión, un norirlandés de 25 años, fue detenido bajo imputación de asesinato, precisó la policía.

“El camión y el remolque serán trasladados a un lugar seguro en los muelles de Tilbury para poder extraer los cuerpos, preservando al mismo tiempo la dignidad de las víctimas”, anunció por la tarde la subjefa de policía Pippa Mills en una rueda de prensa en el lugar del drama.

Las televisiones difundieron imágenes aéreas del vehículo, de cabina roja y larga caja blanca, en el que trabajaban varios agentes protegidos con trajes integrales y mascarillas.