La organización advierte que “la Unión Europea reveló que varias empresas extranjeras hicieron de Brasil un destino de sustancias químicas prohibidas en sus países de origen”. Asegura que de los 239 químicos para la agricultura que han sido autorizados desde que Bolsonaro asumió como presidente de Brasil, el 43 % es considerado como “extremadamente tóxico” y el 31 % no es aprobado en la Unión Europea

La organización ambientalista Greenpeace denunció este lunes que el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro esta “inundando de veneno” a Brasil, tras autorizar el uso de 42 nuevos agrotóxicos, que se suman a otros 197 aprobados durante su mandato.

Mediante Twitter, la organización advirtió que “De todos los productos liberados hasta ahora, el 31% no está permitido en la Unión Europea, como el diquat, un producto químico peligroso que puede perjudicar al sistema hormonal humano y es una amenaza para las aves y los mamíferos”.

Asimismo, indica que “La Unión Europea reveló que varias empresas extranjeras hicieron de Brasil un destino de sustancias químicas prohibidas en sus países de origen”.

Según Greenpeace, de los 239 químicos para la agricultura que han sido autorizados desde que Bolsonaro asumió como presidente de Brasil, el pasado 1 de enero, el 43 % es considerado como “extremadamente tóxico” y el 31 % no es aprobado en la Unión Europea.

Según Greenpeace, de los 42 químicos que fueron autorizados este lunes por el Gobierno de Bolsonaro, 18 son clasificados como “extremadamente tóxicos”.

Uno de ellos es un producto elaborado con base en Florpirauxifen-benzil, una molécula nueva en Brasil, que según la ONG puede provocar reacciones alérgicas en la piel y es considerada como altamente tóxica para organismos acuáticos, con efectos prolongados.

Para la organización ambientalista, la autorización de 239 agrotóxicos, en prácticamente seis meses, representa un hecho “inédito” en Brasil, para este mismo período de tiempo, durante la última década.

“Además de los 239 agrotóxicos ya autorizados, hay 440 nuevos pedidos de registro. Si el ritmo de liberación continúa como va, podemos finalizar 2019 con un nuevo récord de aprobación de agrotóxicos, superando 2018”, señaló la ONG.

De acuerdo con Greenpeace, en 2018 fueron aprobados 422 agrotóxicos.