Las reglas de la guerra han sido violadas en Ucrania, subrayó

Atacar a población civil es un crimen de guerra, porque es población que no tiene vínculo con el sector militar, aclaró este lunes el internacionalista Juan Francisco Contreras.

La guerra, a pesar de la violencia, tiene sus reglas, recordó el analista. Por ejemplo, atacar colegios y hospitales, e impedir la evacuación de civiles está prohibido por el derecho internacional, agregó Contreras. En Ucrania se han convertido crímenes de guerra, lo de Bucha no debe dejarse pasar ileso, juzgó. “Es un retroceso para el derecho internacional”.

Les corresponde a instancias internacionales hacer las investigaciones, sostuvo en entrevista con Unión Radio. En guerras anteriores se han generado tribunales ad hoc para analizar esas situaciones, pero ahora existe la CPI y debería estar atendiendo esa situación.

Los organismos internacionales, como el Consejo de Seguridad, se han convertido en un elefante blanco, criticó. La guerra en Ucrania seguramente llevará a constituir nuevas instancias, acotó en entrevista con Unión Radio. No puede permitirse que se mantenga el derecho a veto, insistió, porque los intereses de las naciones se imponen. A lo mejor habría que aumentar el número de miembros, que haya una representación por regiones, y eso le corresponde a la asamblea general de Naciones Unidas. Esta guerra debe llevar a cambios en Naciones Unidas, defendió.

La pandemia debe llevar a una revisión de la OMS, al igual que el hambre en varias naciones debe conducir a cambios en la FAO, manifestó. Se han creado burocracias que responden más a fines ideológicos que a los intereses mundiales, remarcó.