Criticó que no pudieran acudir observadores de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos

Nueva Zelanda denunció la falta de condiciones mínimas para los observadores internacionales en las elecciones legislativas efectuadas el domingo pasado, en Venezuela.

La ministra de Asuntos Exteriores neozelandesa, Nanaia Mahuta, destacó que el apoyo de su país a una salida pacífica “es una llamada al respeto de la voluntad del pueblo venezolano, y para celebrar elecciones libres, justas y transparentes”.

En tal sentido, dijo que “Nueva Zelanda sigue muy preocupada por la situación humanitaria y de derechos humanos en Venezuela”.

“Existe una preocupación seria de que las elecciones legislativas no se celebraron de una manera libre. Nueva Zelanda defiende una participación libre, justa y democrática en el proceso electoral. Esos son los principios necesarios para la paz y la estabilidad en Venezuela”, agregó.