El DED provee una suspensión administrativa temporal de la expulsión para los nacionales de los países designados por el presidente

El senador Marco Rubio pidió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que conceda a los inmigrantes venezolanos en territorio estadounidense el beneficio conocido como Salida Obligatoria Diferida (DED, por sus siglas en inglés), que los ampararía de ser deportados a su lugar de origen.

Para Rubio, tal designación es consistente con las prioridades de la política exterior de su Administración con respecto a Venezuela, “así como el apoyo a nuestros vecinos”, puntualizó.

El DED, pese a admitir que no proporciona estatus permanente, permite al beneficiario “trabajar legalmente en el país durante la duración de la designación”.

Según la delegación diplomática de Venezuela ante la Casa Blanca, alrededor de 600 mil venezolanos residen en Estados Unidos actualmente.

Entretanto, a través de su cuenta en Twitter, Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, designado por Juan Guaidó, agradeció a Rubio por la propuesta y “a todos quienes elevan su voz por la protección de venezolanos en Estados Unidos”.