Las medidas permiten confiscar los bienes de esos individuos en Irán y tienen un carácter más bien político ya que poco van a afectar a los funcionarios estadounidenses señalados

El Ministerio de Exteriores de Irán anunció este martes que ha sancionado a varios responsables estadounidenses, entre ellos Donald Trump y Mike Pompeo, por su papel en “actos de terror y medidas inhumanas” contra el país persa.

La lista de sancionados, además del presidente saliente y a su secretario de Estado, incluye al exsecretario de Defensa Mark Esper; al secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller; y al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Otros de los sancionados son la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel; el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton; y el encargado de Irán del Departamento de Estado de EEUU., Brian Hook, según el comunicado oficial iraní.

Estas sanciones, que permiten confiscar los bienes de esos individuos en Irán y que fueron adoptadas un día antes del fin del mandato de Trump, tienen un carácter más bien político ya que poco van a afectar a los funcionarios estadounidenses señalados.

El portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh, explicó que las personas antes mencionadas han sido incluidas en la lista negra por razones como “dictar la orden y dirigir” el asesinato del general iraní Qasem Soleimaní, que falleció en enero de 2020 en un bombardeo selectivo estadounidense en Bagdad.

Irán también acusa a estos funcionarios de Washington de “organizar y apoyar actos de terror contra Irán” y de “crear, financiar, armar y entrenar a grupos terroristas”.

Otros motivos son su apoyo a Israel en “la represión de los palestinos”, así como al asesinato del destacado científico iraní Mohsen Fajrizadeh, ocurrido en noviembre pasado y del que Teherán responsabiliza a Tel Aviv,

También han sido sancionados por “imponer sanciones opresivas, ilegales y unilaterales contra Irán e impedir a los iraníes el acceso a medicamentos y alimentos”, indicó el portavoz.

La nota de Exteriores alegó asimismo que estos funcionarios respaldan a “regímenes opresivos de la región y sus crímenes de lesa humanidad en el Yemen”, en alusión principalmente a Arabia Saudí; y al grupo opositor iraní en el exilio Muyahidin al Jalq.

Las tensiones entre Teherán y Washington son elevadas desde que Trump retirara a EEUU. del acuerdo nuclear con Irán de 2015 e impusiera duras sanciones económicas al país persa, aunque el presidente electo Joe Biden ha expresado su intención de regresar al pacto.

En estos años, Washington también ha sancionado a numerosos responsables iraníes, como el líder supremo, Alí Jameneí, y el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, así como a empresas y fundaciones.

Con información de EFE