Musaví indicó que esas sanciones son “movimientos desesperados de EEUU y una señal del fracaso de la llamada presión máxima de Washington contra Teherán”

Irán aseguró este jueves 25 de junio que se mantiene firme junto a Venezuela frente a las sanciones de Estados Unidos (EEUU), que ha penalizado a cinco capitanes de barcos iraníes que entregaron 1,5 millones de barriles de petróleo a Venezuela.

“Pese a las presiones de EEUU, Irán y Venezuela permanecerán firmes para contrarrestar las sanciones ilegales estadounidenses”, dijo en un mensaje de Twitter el vocero del Ministerio de Exteriores de Irán, Abás Musaví.

Esta decisión de EEUU coincide con la llegada de un nuevo barco iraní a Venezuela, aunque esta vez cargado, según las autoridades persas, de alimentos.

Luego de los 5 buques con combustible enviados desde Irán a Venezuela, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció ayer sanciones contra los cinco capitanes iraníes, cuyos activos quedan bloqueados en territorio estadounidense y que no podrán operar en aguas de ese país.

Son los capitanes de los barcos Clavel, Petunia, Fortuna, Bosque y Faxon, que trabajan para las Líneas Navieras de la República de Irán o para la Compañía Nacional Iraní de Petroleros (NITC).