El Pentágono tiene movilizados a unos 8.500 soldados en alerta y “listos” para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN, en caso de que Rusia invada Ucrania.

Así lo señaló el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una rueda de prensa, donde apuntó que EEUU quiere estar listo ante los movimientos de Rusia y matizó que de momento esos militares estadounidenses no tienen una misión asignada ni un despliegue.