Además, se incluyó a tres hoteles propiedad del Ejército, dos centros de buceo y un parque marino para turistas, también de propiedad militar

Estados Unidos (EEUU) anunció este miércoles 3 de junio que suma a siete subentidades cubanas a la Lista de Restricciones de Cuba por beneficiar “desproporcionadamente a la dictadura de Castro” que, según el Departamento de Estado, “usa los beneficios de sus empresas para oprimir a los cubanos y financiar su interferencia en Venezuela, a expensas de los cubanos y de la empresa privada”.

Entre las siete nuevas subentidades se encuentra Fincimex, una institución financiera controlada por el Ejército, cuya adición a la lista “ayudará a abordar los intentos del régimen de controlar el flujo de divisas que pertenece al pueblo cubano”, según ha explicó el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a través de un comunicado.

“La mayor parte de la industria turística de Cuba es propiedad y está operada por el Ejército cubano”, aseveró Pompeo. Así, EEUU ha urgido “a cualquiera que visite la isla a ser un consumidor responsable y evitar proporcionar fondos adicionales al régimen represivo y abusivo de Castro”, dijo.

Asimismo, Pompeo indicó que “urgimos a los que visiten Cuba a que apoyen a los propietarios de pequeños negocios cubanos, que luchan por tener éxito a pesar de las fuertes restricciones impuestas al régimen. Los cubanos merecen un gobierno democrático, libertad de expresión, religión o creencia, prosperidad económica y respeto a los Derechos Humanos”.

Por su parte, el Gobierno cubano rechazó “enérgicamente” las sanciones impuestas por EEUU. En tal sentido, el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo a través de Twitter que las sanciones están “diseñadas para afectar a las familias cubanas”.