La idea, dijo Fanoon, era “eliminar cientos de miles de barriles de petróleo del mercado que él (Maduro) estaba utilizando para sus actividades ilegítimas”

El subsecretario de la Oficina de Recursos Energéticos (ENR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado de Estados Unidos, Francis R. Fannon, dijo este pasado martes, que las sanciones impuestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela se deben a las acciones “malintencionadas” de éste en la región.

“Estas sanciones continúan porque el problema de Venezuela es Maduro, no nuestras sanciones, y esto lo hemos dicho alto y claro”, dseñaló Fannon.

El funcionario explicó que trabajó en una parte del paquete de sanciones contra el gobierno de Maduro y que las medidas contra la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), “fueron en parte porque el régimen de Maduro ha utilizado los ingresos del petróleo para financiar su propia cleptocracia y otras malintencionadas actividades en la región”.

“Lamentablemente Maduro con su comportamiento y el comportamiento del régimen lo que han buscado es destruir lo que había sido uno de los ejemplos brillantes de lo que es una compañía estatal, Pdvsa, pero él ha destruido esta compañía”, subrayó.

Fannon explicó que el objetivo de Estados Unidos es asegurarse de que “ninguna compañía pueda beneficiarse del dolor que Maduro está causando en su propia gente”.