Biden tiene previsto presentar formalmente en Tokio una iniciativa diseñada para potenciar el comercio en general, la resiliencia de las cadenas de suministro y la inversión entre Estados Unidos y Asia

El presidente de estadounidense, Joe Biden, aterrizó este viernes en Corea del Sur para una visita de tres días con el foco en temas económicos y de seguridad y ensombrecida por la posibilidad de que Corea del Norte lance un misil balístico intercontinental (ICBM) o realice incluso una prueba nuclear durante su estancia, reseñó la agencia de noticias EFE.

Pese a la posibilidad de que Pionyang acabe acaparando buena parte de la atención con un test, el primer viaje de Biden a Asia -algo que le ha llevado casi año y medio desde que llegó al cargo por diferentes circunstancias, incluida la invasión rusa de Ucrania- tiene un marcado acento de cooperación comercial entre Estados Unidos y esta región, de vital importancia para Washington.

Según medios internacionales, nada más aterrizar en la base aérea de Osan, unos 70 kilómetros al sur de Seúl, Biden y la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, se fueron directo a visitar una cercana planta de semiconductores de Samsung Electronics en compañía del nuevo presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, y el líder del conglomerado, Lee Jae-yong.

Intereses comunes

Ahí, Biden habló de llevar la cooperación con Corea del Sur a “nuevas cotas” y agradeció la decisión de levantar una planta como la que visitó, donde se fabrican algunos de los circuitos integrados más sofisticados del mundo, en Taylor (Texas).

La planta texana, que estará operativa en 2024, promete fortalecer la producción global de Samsung y el acceso estadounidense a estos valiosos circuitos, reforzando así la cadena de suministros, algo cuya importancia destacó este viernes el presidente estadounidense durante su visita a la fábrica y que ocupa un lugar central en la agenda.

Biden tiene previsto presentar formalmente en Tokio, a donde viaja el domingo, el Marco Económico del Indopacífico (IPEF), una iniciativa diseñada para potenciar el comercio en general, la resiliencia de las cadenas de suministro y la inversión entre Estados Unidos y Asia.

Con información de EFE, CNN y BBC