De la cifra total de personas detenidas y llevadas al control de detención, el 87% (26.092) fueron apresadas en flagrancia mientras cometían un hecho ilegal.

La Fiscalía Nacional de Chile confirmó este sábado 30 de noviembre, que contabiliza más de 20.000 imputaciones por diversos delitos desde el inicio del estallido social en el país el pasado 18 de octubre, que ya ha dejado al menos 23 fallecidos, cinco de ellos, presuntamente a manos de agentes del Estado.

Sin embargo, la cifra de personas que pasaron por audiencias de control de detención -fase posterior a la detención y previa a la imputación- alcanzó 30.102, de los que 20.217 acabaron siendo formalizados.

En la fase de control de detención el balance de la Fiscalía, que comprende entre el 18 de octubre y el 22 de noviembre, el balance arrojó un incremento del 11% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Con relación a las imputaciones o formalizaciones, el porcentaje subió un 61% más que en los mismos días de 2018.

Del total de personas detenidas y llevadas al control de detención, el 87% (26.092) fueron apresadas en flagrancia mientras cometían un hecho ilegal.