Los equipos de rescate continúan la búsqueda de otras dos personas que podrían encontrarse dentro de la vivienda donde ocurrió el siniestro.

Ocho personas, entre ellas dos menores de edad, fallecieron este jueves 5 de diciembre, como consecuencia de una explosión de gas en una vivienda en la localidad de Szczyrk, en el sur de Polonia.

El hecho ocurrió durante la madrugada, y las primeras hipótesis apuntan a que la explosión podría haber sido por una fuga en la tubería del gas, provocada por una reforma en una casa de tres planta, donde residían ocho personas.

El jefe de los bomberos locales, Jacek Wieczorek, dijo que “no estamos seguros de si las personas que se encuentran desaparecidas estaban dentro de la casa o no cuando se produjo la explosión, pero continuaremos con la búsqueda hasta que podamos confirmar su paradero”.

El edificio quedó reducido a escombros, lo que dificulta la búsqueda de los cuatro desaparecidos, explicó Wieczorek, quien añadió que “la operación de rescate se está llevando a cabo en condiciones muy difíciles a causa de las bajas temperaturas y del humo”.

La compañía que provee gas en la zona decidió cortar el suministro, tras la explosión, lo que dejó a decenas de hogares sin combustible durante toda la noche, en una región montañosa donde las temperaturas son inferiores a los cero grados.