El ex mandatario recalcó, al ser preguntado si ocupará algún cargo en el nuevo Gobierno, que lo que quiere es ser “agricultor y pequeño productor” en la zona de del Trópico de Cochabamba

El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019), dijo este lunes desde Buenos Aires, que “tarde o temprano” volverá a Bolivia y reiteró que los procesos en su contra son “parte de una guerra sucia”, después de que, según sondeos a pie de urna, su candidato, Luis Arce, ganara en primera vuelta las elecciones del domingo.

“Es cuestión de tiempo. Mi gran deseo es volver a Bolivia”, expresó el exmandatario en una conferencia de prensa en la que insistió en que cuando se dé ese eventual regreso a su país, que abandonó en noviembre de 2019 tras dejar la Presidencia denunciando un golpe de Estado, su intención es asentarse en su región, la zona del Trópico de Cochambamba.

Y recalcó, al ser preguntado si ocupará algún cargo en el nuevo Gobierno, que lo que quiere es ser “agricultor y pequeño productor” en esa zona.

Foto archivo

Morales, sobre quien pesa en su país varias órdenes para comparecer por acusaciones de genocidio, terrorismo y sedición, que él niega, agradeció a los líderes de izquierda que le apoyaron y dijo que tras la jornada electoral recibió varias llamadas, entre ellas del Papa Francisco, de la que no dio más detalles.

“Sentimos que no estamos solos”, aseveró, y aunque volvió a cargar contra el imperialismo, señaló que la política de su partido, el Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), es “tener relaciones con todo el mundo”, incluido Estados Unidos, pero de “respeto mutuo”.

En este sentido, anheló el relanzamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), “que tanta falta hace en este momento”, y recordó los tiempos en que coincidió en el poder con Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Hugo Chávez (Venezuela) y Néstor Kirchner (Argentina): “los pueblos movilizados identificando a sus enemigos en lo ideológico, programático, cultural y social, interno y externo”.