El gobernante boliviano no especificó a qué organismos y gobiernos se dirigió, ni los resultados de esta gestión, aunque sí reiteró su rechazo al “inicio de golpe de Estado” en Venezuela

El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo este martes que pidió a algunos organismos internacionales y Gobiernos de Suramérica que auspicien un diálogo entre opositores y oficialismo en Venezuela, tras ratificar su condena a lo que considera un intento de “golpe de Estado” en el país.

“Había conversado con algunos presidentes de Suramérica y había pedido a algunos organismos internacionales en voz baja para cómo auspiciar y que se sienten y dialoguen entre la oposición y el oficialismo, esa siempre va a ser la conducta del Gobierno nacional”, dijo Morales en una declaración a los medios en La Paz.

El gobernante boliviano no especificó a qué organismos y gobiernos se dirigió, ni los resultados de esta gestión, aunque sí reiteró su rechazo al “inicio de golpe de Estado” en Venezuela.

“Los agentes internos de Estados Unidos en Venezuela no pueden provocar un hecho de sangre, esto viene del Gobierno de Estados Unidos”, manifestó.

Morales convocó a los “países democráticos” a que defiendan “la democracia” y “el voto de los pueblos”, al considerar que “cada país tiene su propia particularidad en sus democracias”.

El mandatario boliviano aseguró que planteó un “diálogo abierto en todos los temas” y lamentó que “algunos sectores” no aceptaran esta propuesta.

“El problema de Venezuela, o de cualquier país, debe ser resuelto por el mismo pueblo, en este caso los venezolanos”, añadió.

Venezuela es escenario este viernes de diversos incidentes después de que el presidente del Congreso, Juan Guaidó, que este año se proclamó presidente interino de su país, convocara a sus seguidores a manifestarse en la calle.

Guaidó hizo la convocatoria luego de que recibiera lo que llamó de apoyo de “la familia militar” para lograr el “cese definitivo de la usurpación” que considera que Nicolás Maduro hace del Gobierno venezolano.

El político apareció junto al también opositor Leopoldo López, que fue liberado este martes en Caracas, donde cumplía una pena de casi trece años de prisión en régimen de arresto domiciliario.