El funcionario, de 54 años, fue hallado muerto el sábado cerca de una vía férrea

El ministro de Finanzas de Hesse, Thomas Schaefer, “profundamente preocupado” por las repercusiones de la epidemia del coronavirus en la economía, se suicidó, anunció este pasado domingo el primer ministro de este estado federado alemán, Volker Bouffier.

Schaefer, de 54 años, casado y con dos hijos, fue hallado muerto el sábado cerca de una vía férrea. La fiscalía de Wiesbaden indicó que privilegiaba la hipótesis de un suicidio.

Schaefer, era responsable desde hace diez años de las finanzas de este “land”, donde se encuentra Fráncfort, el centro financiero alemán, sede del Banco central europeo y de grandes bancos alemanes.

Schaefer, trabajaba “día y noche” para ayudar a las empresas y empleados a adaptarse a las repercusiones económicas de la pandemia, afirmó Bouffier, quien se declaró “en estado de conmoción” en una declaración grabada.

“Hoy podemos decir que estaba profundamente preocupado” agregó el responsable, aliado de la canciller Angela Merkel y miembro de la CDU, como Schaefer.