El hallazgo de varios cientos de cadáveres en el distrito de Bucha (Ucrania) ha generado reacciones del gobierno ucraniano y de organismos internacionales como Naciones Unidas, así como el desmentido de Rusia.

Bucha es un distrito de Kiev, en el cual se hallaron centenares de cadáveres de civiles.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, calificó este domingo en la televisión estadounidense de genocidio contra el pueblo ucraniano lo que están haciendo las Fuerzas Armadas rusas en el país, tras el hallazgo de varios cientos de cadáveres en las zonas del norte que hasta ahora ocupaba Rusia. “Esto es genocidio”, dijo Zelenski en directo en una entrevista con el canal CBS. “Es la eliminación de una nación entera y de su gente. Somos ciudadanos de Ucrania y tenemos más de 100 nacionalidades viviendo aquí. Esto es la destrucción y exterminio de todas estas nacionalidades”.

El presidente ucraniano explicó que los rusos están “destruyendo y exterminando” Ucrania porque su gente no quiere “dejarse subyugar ante la política” de Moscú.

También este domingo, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, indicó que los civiles sin vida hallados en las calles de Bucha “tenían las manos atadas a la espalda”, tal y como puede verse en las fotografías difundidas por medios internacionales.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, pidió este sábado el envío a Bucha de una misión de la Corte Penal Internacional (CPI). Kuleba pidió a la CPI y a otras organizaciones internacionales que acudiesen a Bucha y al resto de zonas del norte de la capital que estuvieron hasta el viernes bajo control ruso para recoger pruebas de posibles crímenes de guerra.

-FOTODELDÍA- KIEV, 03/04/2022.- El cuerpo de un hombre muerto yace en la carretera en la ciudad de Bucha, cerca de Kiev este domingo. Algunas ciudades y pueblos que rodean a la capital han sido recuperados recientemente de las fuerzas rusas por el ejército ucraniano. El 24 de febrero las tropas rusas entraron en territorio ucraniano y el presidente ruso declaro una “operación militar especial”, desembocando en enfrentamientos y destrucciones en el país, una huida de refugiados y múltiples sanciones contra Rusia. EFE/ Oleksandr Ratushniak ATENCIÓN: CONTENIDO GRÁFICO

“La masacre de Bucha fue deliberada. Los rusos quieren eliminar a tantos ucranianos como puedan”, afirmó en Twitter el ministro. El alcalde de Bucha, Anatoli Fedoruk, anunció este sábado que tras la retirada de las tropas rusas, en las calles del suburbio se observaban cientos de cadáveres. “Algunos estaban tirados en la acera, otros al lado de un coche o de una bicicleta!, afirmó en un video difundido por Facebook.

En la zona se registraron combates especialmente cruentos cuando las tropas rusas trataban de rodear Kiev y los habitantes sufrieron además una difícil situación humanitaria debido a los cortes de suministro.

El pasado 13 de marzo, los servicios sanitarios locales de Bucha informaron de que por lo menos 67 civiles habían sido enterrados ya en una fosa común.

La fiscalía general de Ucrania cifró este domingo en 410 el número de cadáveres de civiles recuperados hasta ahora en los suburbios del norte de Kiev, tras la retirada de las tropas rusas.

“410 cuerpos de civiles asesinados han sido sacados hasta ahora del territorio de la región de Kiev”,anunció la fiscal general Iryna Venediktova en una publicación de Facebook, según informó la agencia Ukrinform. “Los fiscales y otros especialistas han examinado por el momento 140 de ellos”, agregó, y explicó que los investigadores están cooperando con la población local en busca de testigos, víctimas y pruebas gráficas como fotos o videos.

“La gente está asustada, cansada y atormentada, han experimentado el horror”, escribió Venediktova y precisó que por ello hará falta “tiempo y un enfoque profesional” para documentarlo todo de forma correcta y no perder la oportunidad de castigar a los responsables.

El secretario general de la ONU, António Guterres, solicitó este domingo una investigación independiente para establecer responsabilidades por la presunta masacre de civiles, por parte de las tropas rusas, en Bucha (Ucrania).

En una breve declaración remitida a los medios por su portavoz, Guterres dijo estar “profundamente impactado por las imágenes de los civiles asesinados” en la ciudad al noroeste de Kiev, sumándose a la consternación de la comunidad internacional.

La respuesta de Rusia

El Ministerio de Defensa de Rusia ha calificado de “provocación” las imágenes obtenidas en la localidad ucraniana de Bucha, que muestran cadáveres de civiles en las calles, y las ha calificado de mera “escenificación” de las autoridades ucranianas “para los medios de comunicación occidentales”. El organismo rechaza las acusaciones lanzadas contra sus militares por el asesinato de residentes de Bucha. “Todas las fotos y los videos publicados por el régimen de Kiev que, supuestamente, evidencian los ‘crímenes’ de los militares rusos en la ciudad de Bucha, en la provincia de Kiev, son una nueva provocación”, aseguró el ministerio según RT.

El ministerio también explicó que todos los militares rusos abandonaron Bucha el 30 de marzo, un día después de la ronda de negociaciones de paz en Turquía, y que el 31 de marzo el propio alcalde de la localidad, Anatoli Fedoruk, no solo confirmó en un mensaje por video que en la urbe no quedaban militares rusos, sino que “ni siquiera hizo mención alguna sobre residentes locales con las manos atadas, fusilados en las calles”.

“Por lo tanto, no es de extrañar que todas las así llamadas ‘pruebas de los crímenes’ en Bucha aparecieran solo al cuarto día, cuando los efectivos del Servicio de Seguridad de Ucrania y los representantes de la televisión ucraniana llegaron a la ciudad”, declaró el organismo.

“Resulta especialmente preocupante el hecho de que todos los cuerpos de las personas cuyas imágenes fueron publicadas por el régimen de Kiev, después de al menos cuatro días, no presentan rigor mortis, no tienen las manchas características de los cadáveres, mientras que en las heridas hay sangre no coagulada”, indicaron los militares rusos.

Todo esto “confirma de forma irrefutablemente que las fotos y los videos de Bucha son otra escenificación del régimen de Kiev para los medios de comunicación occidentales, como ocurrió en Mariúpol con la maternidad, así como en otras ciudades”, resumió el Ministerio de Defensa.