“Entendemos las enormes ventajas tecnológicas, en las economías desarrolladas. No pensamos renunciar a ellas. Nos quieren sacar un poco de allí, pero en el mundo actual esto es irreal, imposible”

Vladímir Putin, presidente ruso, avisó hoy que es “imposible” marginar a Rusia, en alusión a las sanciones por su “operación militar especial” en Ucrania, y recalcó que ningún “gendarme mundial” podrá detener a los países que quieren desarrollar políticas independientes.

“En los países occidentales están convencidos de que pueden tachar de la política mundial, de la cultura y el deporte a cualquiera que tenga su propio punto de vista y esté dispuesto a defenderlo” señaló.

Putin subrayó que el desprecio de los intereses de otros países en el ámbito de política y la seguridad “conduce al caos y a conmociones económicas”.

Resaltó que en las economías desarrolladas en los últimos 40 años no se habían registrado los actuales niveles de inflación, mientras aumenta el desempleo y “las crisis globales se agravan en ámbitos tan sensibles como el alimentario”.

Respuestas a sanciones

El mandatario indicó que con las sanciones y la prohibiciones tratan de “contener y debilitar” a los países que desarrollan políticas independientes.

En este sentido, aseguró que “ningún gendarme mundial podrá detener este proceso global natural”, ya que “no hay fuerzas que alcancen para ello y, finalmente, por los problemas internos, perderán las ganas”.

Putin, que no hizo ninguna alusión directa a su “operación militar especial” en Ucrania, dijo que Rusia ha hecho “lo más necesario” en los ámbitos que garantizan su soberanía.