Oficialmente hay 150 niños fallecidos y 250 menores heridos como consecuencia de bombardeos y ataques misilísticos. La ONU reconoce que estas cifras están por debajo de la realidad debido a las complicaciones para recabar la información en medio del conflicto

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló este lunes que, según la información recabada por sus equipos, la cifra de civiles muertos se ubica en 1.842 personas entre los que se encuentra 150 niños.

En la misma contabilidad de víctimas la ONU ha confirmado hasta el momento 2.493 civiles heridos, entre los que se encuentra 250 menores.

En su mayoría, fallecidos y heridos, fueron alcanzados por armamento explosivo de misiles y bombardeos producidos en fragor de la guerra que comenzó el 24 de febrero cuando las tropas rusas ingresaron a territorio ucraniano.

Estas cifras son las corroboradas por los equipos de campo de Naciones Unidas, sin embargo, reconocen que las cifras oficiales están muy por debajo de la realidad debido al retraso con el que llega la información desde los frentes de batalla y el tiempo que se tarda en procesarse.