Emmanuel Macron, presidente francés, discutió con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, sobre las reservas de Budapest al embargo que la Unión Europea estudia contra el petróleo ruso

Una conversación entre Von der Leyen, Macron, Orbán y otros líderes de países comunitarios del centro y el este podría tener lugar próximamente para intentar cerrar los puntos pendientes de acuerdo.

La conversación siguió a la que Orbán mantuvo este lunes con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y trató de acordar, “en un espíritu de solidaridad, las garantías necesarias para el aprovisionamiento petrolero” de los países comunitarios en una situación más sensible, indicaron fuentes del Elíseo.

Lectura geopolítica

La alta dependencia del crudo ruso de países como Hungría, Eslovaquia, Bulgaria y República Checa impide por ahora un acuerdo en el seno de la UE sobre ese embargo, ya que esos países piden plazos específicos más largos para adecuar su estructura energética.

La propuesta de la Comisión Europea, presentada la semana pasada, aspira a prohibir las importaciones de petróleo ruso en la UE seis meses después de la entrada en vigor de las sanciones, mientras que en el caso del petróleo refinado, el plazo se amplía a ocho meses.