“Estamos comprometidos con la solución de estas tensiones a través del diálogo, y no de la fuerza”

El Gobierno británico insistió hoy en defender la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y su derecho a unirse a la OTAN si lo desea, y reclamó que Rusia reduzca su presencia militar en las fronteras de ese país.

“Croacia y Reino Unido defienden hombro con hombro el derecho de países soberanos de elegir su destino”, aseguró el ministro de Defensa británico, Ben Wallace, tras reunirse en Zagreb con su homólogo croata, Mario Banozic.

El ministro británico afirmó que la OTAN está dispuesta a considerar las “preocupaciones legítimas” de Rusia en relación a su seguridad, pero sin que eso ponga en cuestión “el respeto al derecho de Ucrania de elegir su futuro y la política fundamental de la OTAN de puertas abiertas”.

Reino Unido y sus aliados consideran esencial el derecho de cada país soberano de decidir su futuro, dijo, y calificó ese derecho de “sagrado”.

“Estamos comprometidos con la solución de estas tensiones a través del diálogo, y no de la fuerza”, acentuó Wallace.

Wallace, que visitó Zagreb en el marco de una gira por varios países europeos, evaluó que la continua acumulación de fuerzas rusas en la frontera ucraniana causa mucha preocupación.

El ministro británico, que se reunió también con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, destacó que el Reino Unido ha redoblado sus esfuerzos en apoyar a la Unión Europea y Estados Unidos en asegurar la estabilidad de Bosnia-Herzegovina.

Los dos ministros de Defensa firmaron hoy un acuerdo sobre colaboración estratégica entre Reino Unido y Croacia, dentro de la cooperación mutua como socios en la OTAN, en los Balcanes occidentales, para la lucha contra amenazas híbridas y para el fortalecimiento de fuerzas interoperacionales.