Virgina Raggi, alcaldesa de Roma, explica en su perfil de Facebook cómo funciona la página web del ayuntamiento en la que se informa en tiempo real sobre el estado de ocupación de las playas para evitar aglomeraciones

Italia afronta el primer fin de semana de playas abiertas bajo medidas de seguridad por la pandemia, por lo que los ayuntamientos han recurrido a vigilantes para controlar el acceso a los arenales y aplicaciones para los teléfonos que permiten reservar o conocer dónde quedan espacios libres para plantar la sombrilla.

Aunque el tiempo no acompaña, ya que está nublado y llueve en todo el país, se puede decir que ha empezado la estación estival en todo el país.

Italia abrirá sus fronteras a los países de la Unión Europea desde el próximo 3 de junio, por lo que espera que se reactive el turismo, un sector que supone 13% del Producto Interior Bruto del país.

La alcaldesa de Roma, Virgina Raggi, explicaba en su perfil de Facebook cómo funciona la página web del ayuntamiento en la que se informa en tiempo real sobre el estado de ocupación de las playas, para evitar aglomeraciones en los accesos o acudir a la costa cuando ya no haya disponibilidad.

Se trata de una aplicación móvil o un sitio web (www.seapassroma.it) que los romanos tendrán que consultar cada vez que quieran ir a la playa para conocer el estado de la zona que estará marcada con tres colores: verde que hay espacio libre; amarillo, accesibilidad media, y rojo, completamente reservado.

Raggi recuerda que, en las playas libres de Roma se han colocado algunos postes de color rojo y blanco que marcan las áreas de 25 metros cuadrados ,reservadas a cada sombrilla y que podrán ocupar un máximo de 6 personas.