La Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (Ifalpa), la Asociación Europea de Pilotos (ECA) y el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) publicaron un comunicado conjunto pidiendo una investigación independiente sobre el vuelo 4978 de Ryanair

Diversas organizaciones de pilotos a nivel mundial se han unido para exigir el inicio de una exhaustiva investigación sobre la interferencia del régimen bielorruso en el aterrizaje forzoso del vuelo de Ryanair. Mientras tanto, las autoridades de Bielorrusia abren sus puertas a las indagaciones.

Según la Ifalpa, la ECA y la Sepla, la acción del aeropuerto de Minsk va en contra de Convenio de Chicago, que regula la aviación civil a nivel mundial, y “constituye claramente un acto de interferencia ilícita, con todas las características propias de un secuestro patrocinado por el Estado”.

A decir de estos entes reguladores, el desvío de un avión con motivaciones políticas, que califican como un acto de interferencia ilícita sin precedentes, “puede poner en peligro todos los protocolos de respuesta a las situaciones de amenazas de bomba a bordo de una aeronave y las interceptaciones de vuelo”.

A pesar de las acusaciones, Bielorrusia mantiene que fue el piloto del Boeing 737-800 de Ryanair quien “tomó su propia decisión de aterrizar en el Aeropuerto Nacional de Minsk sin presión alguna de la parte bielorrusa”.

Al respecto, las tres organizaciones recuerdan que es el comandante de una aeronave “quien tiene la visión más completa de la situación real a bordo y debe ser capaz de reaccionar según el nivel de riesgo, independientemente de las circunstancias externas”.

Para esclarecer la situación, el Gobierno bielorruso ha invitado a representantes de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

La Ifalpa, la ECA y la Sepla hacen un llamado a la compañía aérea afectada “para que preste todo su apoyo a los pilotos y a la tripulación de cabina a bordo”, tanto durante la futura investigación como respecto a su bienestar físico y mental, tras este acontecimiento.